Las Plumas de las Aves

  Tipos de plumas de aves y su desarrollo. A a E, estados sucesivos en el desarrollo de una pluma cobertera. El crecimiento se realiza dentro de una vaina protectora, D, que se rasga cuando el creciemiento ha terminado y permite desplegarse a la pluma madura. F a H, otras variedades de plumas que incluyen una pluma cobertera con un raquis secundario, F, filoplumas, G, y una pluma de revestimiento o plúmon H.
                                                     LAS PLUMAS   

Una pluma es muy ligera sin embargo posee una increíble rigidez y fuerza tensional. Las plumas típicas son las del contorno o coberteras, que cubren y delimitan el cuerpo del ave. Una típica pluma cobertera consta de un cálamo hueco o escapo que está metido en un folículo dentro de la piel y un raquis (eje) continuación del cálamo, portador de numerosas barbas. Las barbas están ordenadas de forma paralela y se disponen diagonalmente hacia fuera a ambos lados, para formar una superficie plana y extensa, que se denomina limbo o estandarte (vexilo).

Tipos de plumas

Existen diferentes tipos de plumas en las aves, que realizan diferentes funciones. Las plumas coberteras dan al ave su forma externa. Las coberteras que se extienden más allá del cuerpo y se utilizan en el vuelo se denomina plumas de vuelo (rectrices o timoneras y remeras).
Las plumas protectoras o plúmon son suaves penachos escondidos por debajo de las plumas coberteras. Son suaves porque sus bárbulas carecen de ganchos. Son especialmente abundantes en el pecho o en el abdomen de las aves acuáticas y en los pollos de aves cinegéticas (aves de caza), y sirven principalmente para conservar el calor. Las filoplumas tienen aspecto de pelos o de plumas degeneradas; cada una de ellas es un débil raquis con un penacho de pequeñas barbas en el extremo.

Origen y desarrollo

Igual que una escama de reptil, de la que es homóloga, la pluma crece a partir de una elevación epidérmica superpuesta a una papila dérmica que la nutre. Sin embargo, en vez de aplanarse igual que una escama, la pluma se enrolla como un cilindro o esbozo de pluma que se hunde en un folículo plumoso a partir del cual crecerá. Durante el crecimiento se añaden pigmentos (lipocromos y melanina) a las células epidérmicas. Conforme la pluma se hace más grande, y al final de su crecimiento, las barbas y el raquis, que eran blandos, se endurecen por el depósito de queratina. La funda protectora se rasga, lo que permite que salga al extremo de la pluma y se desplieguen las barbas.

Muda

Cuando está totalmente desarrollada una pluma, como un pelo de un mamífero, es una estructura muerta. La situación o muda de las plumas es un proceso muy ordenado. Con excepción de los pingüinos o pájaros niño, que mudan en su totalidad en un determinado momento, las plumas son reemplazados gradualmente para evitar la aparición de parches desprovistos de ella. Las plumas remeras y timoneras son sustituidas en pares exactos, uno en cada lado del cuerpo, de tal manera que se mantenga en equilibrio. Los remplazos aparecen antes de que el siguiente par se haya perdido, y la mayor parte de las aves pueden continuar volando, sin mayores inconvenientes durante el periodo de muda; solamente los patos y los gansos pierden a la vez todas sus plumas primarias, con lo que quedan incapacitados para el vuelo durante la fase de muda, llamada mancada. Muchos se preparan con antelación, trasladándose a charcas aisladas donde puedan encontrar alimento y escapar más fácilmente de los depredadores. Casi todas las aves mudan por lo menos una vez al año, normalmente a finales de verano, después de la estación de cría.


Vídeos recomendados:

Cosas de pájaros. Las plumas https://www.youtube.com/watch?v=MHUt5pwiMRI

Bibliografía

C.P. Hickman, L.S. Roberts y A. Larson. (2002) Principios integrales de Zoología. McGraw-Hill Interamericana Editores,S.A. España.