LOS PECES Y SU POSICIÓN EN EL REINO ANIMAL


                                    Los peces y su posición en el reino animal.

Los peces constituyen un vasto conjunto de vertebrados con aletas, que respiran por branquias. Son los vertebrados más numerosos con más de 26,000 especies en todo el mundo. Aunque son un conjunto heterogéneo, muestran una continuidad filogenética dentro del grupo y con los vertebrados tetrápodos. Los peces sin mandíbulas, mixines y lampreas, son las formas actuales que más se parecen a los ostracodermos acorazados que aparecieron en el periodo Cámbrico de la era Paleozoica. Los actuales peces mandibulados, tanto cartilaginosos como óseos están relacionados filogenéticamente con los acantodios, un grupo de peces mandibulados contemporáneo de los placodermos de los periodos Silúrico y Devónico de la era Paleozoica. Los vertebrados tetrápodos, los anfibios, los reptiles, las aves, los mamíferos,   se originaron de una línea de peces óseos. Los sarcopterigios (peces de latas carnosas). La evolución de los peces significo la aparición de numerosos avances en la historia de los vertebrados.

Aportaciones biológicas

1.- El patrón corporal básico de los vertebrados quedó establecido en el antecesor común de todos ellos. Lo más importante fue la evolución del tejido óseo celular y el primer endoesqueleto. La columna vertebral reemplazo a la notocorda como eje de soporte en los vertebrados adultos y proporciono anclaje para el cráneo, la musculatura y las extremidades.

2.- Con el encéfalo y la medula espinal encerrados y protegidos dentro del cráneo y la columna vertebral los primitivos peces fueron los primeros animales que aislaron el sistema nervioso central del resto del cuerpo. Se desarrollaron órganos sensoriales especializados para el gusto, el olfato y el oído, con un cerebro tripartito. Otras innovaciones sensoriales son un oído interno con canales semicirculares, complejos sistema de línea lateral y complicadas musculaturas oculares.

3.- El desarrollo de mandíbulas con dientes permitió la captura de grandes presas móviles. Esto dio lugar a una “carrera de armamentos” depredador-presa que constituyó uno de los principales elementos de la evolución de los vertebrados.

4.- El desarrollo de aletas pectorales y pélvicas pares sujetas por las cinturas respectivas proporcionó una maniobrabilidad muy mejorada, además de construir los precursores de las extremidades de los vertebrados tetrápodos.

5.- Los peces desarrollaron las adaptaciones fisiológicas adecuadas que les permitieron invadir todos los tipos imaginables de hábitat acuáticos. El origen de los pulmones y la ingestión de aire en los primeros peces de aletas carnosas permitió una penetración limitada en hábitat semiterrestres, y preparó la posterior invasión de la tierra por los tetrápodos.

Video recomendado


Bibliografía

C.P. Hickman, L.S. Roberts y A. Larson. (1998) Principios integrales de Zoología. McGraw-Hill Interamericana Editores,S.A. España