LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL EXISTE DESDE HACE 2 000 MILLONES DE AÑOS


Hace alrededor de 2 000 millones de años ocurrió una revolución ambiental en nuestro planeta: la composición de la atmósfera que contenía una gran cantidad de hidrógeno y otros compuestos ricos en este elemento (metano, ácido cianhídrico, ácido sulfúrico) comenzó, como ocurre en algunos planetas actuales, a tener concentraciones muy altas de oxígeno. Como se sabe el oxígeno es un gas importante para la vida por dos razones opuestas: la primera porque funciona como un recurso importante para organismos que, como el nuestro, no pueden utilizar la energía ambiental (por ejemplo la del Sol) directamente, y la segunda porque al ser muy tóxico es muy reactivo. Las concentraciones de oxígeno en una atmósfera reductora (con altas concentraciones de compuestos de hidrógeno) son menores del 1%. En nuestra atmósfera actual la concentración es del 21%. ¿De dónde viene este oxígeno? ¿Quién lo produjo?




De hecho la concentración de oxígeno en el Universo es de alrededor de 0.005%. Sólo el fenómeno fotosintético mediante el cual los organismos como las plantas unen moléculas de bióxido de carbono fueron poco a poco "contaminando" la atmósfera con oxígeno. No fue sino hasta entonces cuando la concentración de oxígeno fue suficientemente grande, que otros organismos que requieren de oxígeno para vivir (como nosotros) pudieron desarrollarse. Este fenómeno en el que un grupo de organismos viven en un ambiente particular y lo modifican de tal manera que otros organismos con características diferentes pueden ahora crecer allí se llama, en otra escala, sucesión ecológica y es una versión académica del dicho "nadie sabe para quién trabaja". Además demuestra que la evolución es un proceso muy dinámico que involucra tanto modificaciones ambientales como los organismos.


Sacado del libro "De las bacterias al hombre" de Daniel Piñero