Agua, agua por todas partes



Como animales terrestres que somos, la mayoría de nosotros no nos damos cuenta de que la mayor parte de la tierra está cubierta de agua (aproximadamente un 70%). Además estamos constituidos principalmente de agua al igual que el resto de los animales. El agua nos es tan común, que no apreciamos su importancia. Pero el agua es una sustancia extraordinaria, y no tan corriente en el universo. La Tierra es el único planeta (al menos hasta que no se confirmen otras investigaciones) que tiene agua líquida en su superficie. El agua es la única sustancia que en la naturaleza se encuentra en sus tres estados posibles, sólida, líquida y gaseosa, dentro del rango de variación normal de la temperatura de la Tierra.


Todas las reacciones químicas que se producen en nuestras células, para producir energía, para la reproducción y para cumplir con el resto de las funciones vitales, tienen lugar en un medio acuoso, y tales reacciones se consumen o se generan moléculas de agua. El agua se encuentra en el interior de nuestras células y también las baña en el interior de nuestro cuerpo. Los seguidores de las series televisivas de ciencia ficción como Star Trek, la próxima generación, ven en algunos de los capítulos, unos encuentros dramáticos con “formas vivas” compuestas exclusivamente por energía, por cristales o por sustancias fruto de la imaginación de los guionistas de la serie. Incluso Data, el androide “vive” para poder realizar ciertas misiones fundamentales. No obstante, ninguno de estos seres está vivo en el sentido estricto de esta palabra, ya que la vida requiere de agua.


Data androide se la serie de Star Trek 


Los seres vivos que existen en la Tierra no podrían haberse originado, ni podrían haber evolucionado si este extraordinario compuesto no existiese. El agua no se encuentra por todas partes, como decía el “Viejo marinero”, por dondequiera que hay vida, hay agua. 


Tomado del libro Zoología de Hickman.