Las trumpadas de Donald.