El cerebro entre las piernas- Nacho Sierra

¡MUY BUENAS!

Permitidme que no diga mi nombre. Soy muy tímido y no estoy acostumbrado a escribir en un libro. Sólo quería mostrar mi agradecimiento a Nacho Sierra por escribir un libro acerca de nosotros. Estamos cansados de que solamente se nos utilice para un rato. Estamos cansados de que se rían de los que somos más pequeños. Estamos cansados de que haya mujeres que nos traten como si fuéramos el mando de la Wii; ¡por favor, un poco más de cariño! Estamos cansados de que de vez en cuando nos plastifiquéis como si fuésemos un libro de matemáticas... Manda huevos, que, por cierto, los tengo aquí al lado.Nacho, desde que he leído tu libro me levanto más chulo que nadie. Duro y mirando al frente. Preparado para darle un empujón a la vida... ¡Y a quien sea!

Por otro lado, amigo Nacho, tengo que decirte que algunos amigos míos están muy molestos porque destapas cosas de los hombres que las mujeres nunca deberían haber descubierto. Nos estás traicionando. Seguro que usas la típica táctica que usan algunos hombres de ir de «amiguito» de ellas y, cuando se confían, sacas de paseo a mi paisano. Tengo que decirte que a mí no me parece mal... Son muchas las mujeres que se ganan al hombre a través de nosotros. Nos ganan a nosotros y, cuando lo consiguen, el hombre cae rendido ante sus pies y ellas hacen con él lo que quieren. Es decir, los tienen cogidos por los..., bueno, por mis vecinos de entre las piernas, también conocidos como «los gemelos». Nacho, te mando un abrazo (tranquilo, que me acabo de duchar).


Siempre tuyo, Un Pene