Calidad del esperma


“Todo por servir se acaba”, y las células sexuales del hombre y la mujer no son la excepción. Así que si usted piensa convertirse en padre o madre, el factor edad es un elemento importante que no debe soslayarse. Las mujeres no son las únicas que necesitan preocuparse por su reloj biológico cuando se trata de tener un bebé. En fechas recientes, un equipo de investigadores descubrió que la calidad del esperma de los hombres decrece con la edad.

La fecundidad de las mujeres termina con la llegada de la menopausia, cuando se acaba la ovulación.

En contraste, los hombres producen esperma a lo largo de toda su vida; empero, el esperma de un individuo de edad mayor no es equivalente al de uno joven. En su estudio, los investigadores analizaron muestras de esperma de 97 voluntarios, de 22 a 80 años; ninguno de ellos tenía problemas de fecundidad conocidos.
Los resultados revelaron que el volumen de semen disminuía con la edad, así como la facilidad de movimiento del esperma. Además, la tendencia de éste a moverse en una sola dirección, en oposición a hacerlo en forma aleatoria, se reducía a medida que los hombres envejecían. Mientras que la fecundidad femenina acaba de forma repentina con la menopausia, la masculina parece atenuarse de manera gradual, sin un término súbito similar al de las mujeres.

Los investigadores señalan que los resultados obtenidos tienen implicaciones importantes para los hombres que eligen aplazar la paternidad, ya que reducen la probabilidad de éxito de lograr un embarazo, y esto depende del tiempo que lo posterguen.

400 PEQUEÑAS DOSIS DE CIENCIA.