Abejas: un mundo biológicamente extraordinario



1.- La forma de vida de las abejas melíferas debió originarse en la evolución bajo unos presupuestos adecuados.
2.-Toda la biología de las abejas melíferas consiste en tomar materia y energía del entorno  y elaborarlas de manera que a partir de las mismas se originen colonias hijas de máxima calidad. Este hecho principal es la clave para el entendimiento de los asombrosos progresos y rendimientos de las abejas melíferas.
3.-Las abejas melíferas constituyen un grupo de especies, pese a lo cual su influencia organizativa y conservadora sobre el biotipo es sobresaliente.
4.-El campo visual y el universo de olores de las abejas, su capacidad de orientación y una gran parte de su comunicación se ponen a contribución para sus relaciones con las plantas fanereógamas.
5.- El sexo de las abejas es una parte de su esfera privada, sobre la cual nosotros especulamos siempre más de lo que sabemos… Seguir leyendo