Animal personalities: Behavior, physiology, and evolution.

INTRODUCCIÓN

Todo el mundo que ha tenido relaciones estrechas y duraderas con animales, como dueños de mascotas o agricultores, probablemente cree que los animales domesticados muestran variación de personalidad, como lo hacen las personas. De hecho, hay estudios que sugieren que las personalidades de los animales domésticos parecen coincidir con las de sus dueños (Gosling 2001). Es posible que los dueños de mascotas proyecten sus propias personalidades en sus mascotas, o esperen que sus mascotas complementen algunos aspectos de sus propias personalidades (Gosling et al., 2003). En esta visión, las personalidades animales serían un producto de la imaginación de los dueños del animal doméstico y de las necesidades emocionales sociales. Resulta, sin embargo, que las personalidades no se observan o sospechan sólo en animales domesticados. También se han demostrado científicamente en animales no domesticados, desde invertebrados hasta monos y simios, y en una variedad de entornos diferentes. De hecho, el estudio de la personalidad animal es una de las áreas de más rápido crecimiento de la investigación en la biología del comportamiento y la ecología del comportamiento.