Ciencia versus religión


Pequeña fracción de la introducción


Las personas de buena voluntad desean que la ciencia y la religión estén en paz, que trabajen juntas para enriquecer nuestra vida práctica y ética. Partiendo de una premisa respetable, la gente saca a veces la inferencia equivocada en el sentido de que la acción conjunta implica metodología y materia comunes; en otras palabras, que algina estructura intelectual superior conseguirá unificar la ciencia y la religión ya sea infundiendo a la naturaleza una imparcialidad conocible de piedad o bien dirigiendo la lógica de la religión hasta una invencibilidad que finalmente hará imposible el ateísmo. Pero, de la misma manera que el cuerpo humano requiere para su subsistencia tanto alimento como sueño, el cuidado adecuado de cualquier todo ha de valerse de contribuciones dispares procedentes de partes independientes. Seguir leyendo…