¿Cómo respiran las hormigas?


Imagen tomada: ROINRA


Las hormigas pertenecen a la clase insecta y al igual que todos los insectos su forma de respirar es muy peculiar. Al no contar con órganos como los pulmones y las branquias, cuentan con una red de pequeños tubos huecos, llamado tráqueas.

Espiraculo de insecto
Para que se lleve a cabo este proceso el oxígeno pasa por los espiráculos que se sitúan en el tórax y abdomen, y es el orificio de entrada hacia las tráqueas, este oxigeno recorre por los tubos hasta llegar a las traqueolas, que es una estructura cuya única diferencia en cuanto a las tráqueas es su composición y su tamaño.

El extremo de las traqueolas está lleno de hemolinfa, que es lo similar a la sangre, pero en insectos y su coloración es transparente. Una vez ahí el oxígeno se disuelve en el líquido y se difunde por las delgadas paredes de las traqueolas llegando hasta el interior de las células y liberando de esta manera el dióxido de carbono, realizando el intercambio gaseoso.


Como las traqueolas son estructuras muy delgadas existen otras estructuras que le ayudan a reforzar todo el peso del oxígeno, llamado tenidios, estas son unas bandas de cutícula que se envuelven alrededor de las paredes traqueales en forma de espiral, las hormigas no cuentan con tenidios en su lugar se forman sacos aéreos que ventilan al sistema traqueal.


El flujo de gases es unidireccional, es decir que solo hay una dirección para la entrada y salida de este, lo cual es el espiráculo, que tiene un sistema de apertura y cierre controlado por el sistema nervioso. Gracias a este sistema las hormigas y otros insectos evitan la desecación ya que el espiráculo controla también la perdida de agua.
Como pueden observar el sistema respiratorio de los insectos, es un sistema simple y complejo a la vez, ¿lo sabias? Ahora lo sabes…

Fig: Sistema traqueal BIODIDAC